El lado oscuro de la web

Esta crónica, publicada en junio por la revista Information Technology, hace foco en Christian Iván Cámara, un supuesto hacker de 20 años que está denunciado por interferir en cuentas y servidores de juego. En la causa se argumenta que lo hizo mediante un key logger que le permitía recaudar hasta US$ 50.000 por mes. El caso muestra cómo se construye una operación de prensa y cuáles son las ramificaciones que tiene en la Deep Web.

Imagen(588)

La noche del jueves 12 de septiembre de 2013, cuando Christian Iván Cámara volvía de cursar la materia Aplicaciones Interactivas en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), tuvo un déjà vu: el allanamiento que había acontecido en su casa, la mañana del 4 de julio de ese año, era contado como la noticia del momento.

Los móviles de C5N, Canal 26 y América Noticias hacían guardia para que explicara a los televidentes cómo había logrado sustraer US$ 50.000 por mes desde hacía al menos un año, utilizando sus capacidades de súper hacker, como lo bautizó al aire Walter Enrique Bernal, jefe de la División de Delitos Informáticos de la Policía Federal Argentina, durante una entrevista que apareció en Visión 7, el noticiero de la Televisión Pública.

“Esa noche llegaba de cursar y me encontré con la televisión en la puerta de mi casa. No sabía qué hacer. Estaba desesperado”, dice Christian Iván Cámara.

El encargado de informar a la televisión fue Manuel Romero Victorica, abogado de Cámara. “Me llamó la madre y fui a su casa. Recuerdo que esa noche llovía mucho. Christian estaba en mi auto, tapado con mi impermeable y lloraba porque no quería salir en televisión. Se cubrió con mi ropa y entró a su casa. Yo me quedé respondiendo las preguntas de los periodistas. Luego entré, me quedé casi una hora viendo lo que salía por televisión. No podíamos creer lo que se decía”, asegura.

Luego de responder las preguntas de los movileros, fue a C5N para explicar el caso y fue entrevistado por Fabián Doman. “En la causa no se habla de una estafa de US$ 50.000 por mes, ni Christian estuvo preso”, declaró esa noche Romero Victorica.

Al escuchar las palabras clave por parte del subcomisario Bernal, los medios tuvieron los títulos que necesitan para alimentar el rating. La noche del 12 de septiembre, la agencia de noticias Télam envió el cable avisando que “habían detenido a un súper hacker que desviaba grandes sumas por la web. Y luego informaron que “los peritos trabajan con la hipótesis de que el joven desviaba a su favor cerca de 50.000 dólares por mes”.

Al día siguiente, la historia fue protagonista en los noticieros de C5N, América TV, Canal 7, Telefé, y repercutió en medios internacionales como BBC Mundo, los diarios El Comercio de Perú y La Tercera de Chile, entre otros.

En televisión desfilaron los especialistas en seguridad informática: “Ellos tenían computadoras realmente potentes, en las imágenes se veían unos cuantos servidores rackeables, que se ponen en un rack como si fueran ranuras, y tienen gran capacidad de procesamiento”, remarcó esa noche Gustavo Talaván, consultor informático entrevistado por Eduardo Feinmann, sobre la imagen de un rack vacío en pantalla.

De acuerdo a los medios, Cámara había desarrollado un virus que esparcía en computadoras que se conectaban a su servidor de juegos y una vez descargado, convertía a esa máquina en un zombie que respondía sus órdenes: robar pequeñas cantidades de dinero de diversas cuentas de la red que comandaba, y enviarlas a cuentas propias o de conocidos que participaran de la estafa.

La información técnica disponible había sido tomada de unas escuetas palabras dadas el 12 de septiembre, dos meses después del allanamiento. “Según dijeron los voceros de la policía, en ese lugar, situado en Juan de Garay al 3200, fueron secuestradas computadoras con capacidades de cálculo muy superiores a las corrientes, cables de conexión especiales, servidores, routers y 14 discos rígidos”, dice el cable de Télam sin dar mayores especificaciones.

Un día antes de la aparición en los medios del allanamiento, el experto en seguridad informática Gustavo Presman había sido contactado por los abogados de Cámara para que realizara la pericia de parte. “Al ver la noticia en televisión, pregunté si se trataba del mismo caso, y me respondieron que sí”, revela. Finalmente no logró cerrar trato y no participó del caso.

Baticueva tecnológica

Diez meses después del allanamiento televisivo, Christian Iván Cámara está sentado en el bar de la esquina de la UADE, donde cursa el tercer año de la de la carrera de Ingeniería Informática. Si bien cumplió 20 años dos meses después de su debut estelar en los noticieros como el “súper hacker”, parece un estudiante de los primeros años del secundario.

Es tímido y tiene cierta dificultad para hablar debido a un trastorno neurológico hereditario que también afecta la movilidad de su ojo izquierdo. Algo de lo prefiere no hablar. Sin embargo, su mirada cobra fuerza cuando habla del caso que lo afecta. “Quiero que todos sepan lo que pasó. No quiero que hablen más de ese invento que salió en los medios”, afirma. Y se defiende: “Un hacker es un delincuente, y eso son los que armaron esta causa. Yo no soy un hacker”.

Tras el allanamiento realizado el jueves 4 de julio de 2013, que duró entre las 9 y las 14 horas de ese día, Christian pudo entrar a su casa a reunirse con su madre y su hermano Germán, que en ese momento tenía dieciséis años. “Mi papá llegó a la noche, cuando salió de trabajar”, cuenta Christian. Alberto Cámara asegura que en esa época no tenía celular y que se enteró del allanamiento mucho más tarde. “No tenían forma de comunicarse conmigo”, dice.

En la casa familiar operaban un servicio para gamers llamado FireHosted, que se dedicaba a proveer juegos en red. Su emprendimiento había nacido en 2008, cuando estudiaba en la escuela secundaria y que volvió a retomar en enero de 2014.

Usaba su habitación del primer piso de la vivienda, ubicada sobre la avenida Juan de Garay, entre 24 de noviembre y Sánchez de Loria, en el barrio de San Cristóbal. Es un típico dúplex de ladrillo a la vista construido en la década del 80, que comparte terreno con otra propiedad en espejo. Su cuarto, en el primer piso, está empapelado de color celeste y tiene una guarda con motivos campestres, un diseño bastante común durante la infancia de Christian, que nació el 9 de noviembre de 1993.

La policía dio a conocer que antes del allanamiento cortó la energía eléctrica en la manzana para que las cámaras de seguridad que supuestamente había instalado para vigilar la cuadra no pudieran ser usadas. “Desde su domicilio monitoreaba no solo el frente de su casa sino también toda la cuadra”, declaró el subcomisario Bernal. Esos equipos no forman parte del inventario del caso ya que no fueron encontrados.

Durante el procedimiento, Silvina, madre de Christian, y Germán, su hermano menor, vieron como la policía secuestraba un rack, seis servidores apilables que habían sido armados por Cámara para brindar el servicio a los gamers, routers, 14 discos rígidos y una placa de red Gigabyte 880gm-UD2H con placa de video incorporada, que forman parte de los elementos de la pericia.

Dos meses más tarde, este hallazgo motivó la denominación de “baticueva tecnológica” por parte de los voceros policiales durante la televisación del allanamiento. “Eran dos usuarios maliciosos, uno de ellos mayor de edad, el otro un adolescente”, dijo Bernal al noticiero Visión 7. “Eran dos hermanos, muy avezados en el uso de tecnología informática”, amplió luego ante las cámaras de C5N. De acuerdo a la denuncia, Silvina y Germán Cámara no están involucrados en la causa.

“El motherboard encontrado en el allanamiento es un modelo que se vendió mucho por su prestación de precio y calidad. Tenía un precio al público entre US$ 115 y US$ 130. Los que utilizan los gamers parten en US$ 300 y llegan a US$ 700”, especifica Gastón Finkelstein, gerente territorial de Gigabyte Argentina. “Hace cuatro años, cuando se lanzó ese producto, los gamers lo usaban para jugar al Crysis porque era relativamente económico, y al tener la placa de video incluida, permitía ver el juegos en buena calidad”, amplía.

En 2010 tuvo los primeros problemas con Pablo Rubén Delgado, también dedicado al negocio de hosting y gaming, que administraba Servilink, un sitio para jugar en red. En la causa 16.490, radicada en la fiscalía que dirige Graciela Gils Carbó (hermana de la Procuradora General de la nación, Alejandra Gils Carbó), y que motivó el allanamiento de la casa de los Cámara, Delgado sostiene que en enero fue víctima de una “transferencia indebida de $4000 desde su cuenta de Dineromail a un usuario registrado a nombre de cristina@visualbasic6.com.ar”, que pertenecería a la madre de Christian. Seis meses más tarde declaró haber sufrido “varios ataques de denegación de servicio” de su emprendimiento Servilink por los que culpa a Cámara.

Allí agrega que también sufrió el hackeo de la cuenta de mail pagos@servilink.com.ar por las que cobraba las transacciones con sus clientes. “Ese día –por el 25 de julio de 2012– entre las 20:49 y las 21:07, desde la IP 65.99.247.2, efectuó una transferencia de $2378 a favor de la cuenta dantemilitello@live.com.ar”, detalla la denuncia.

Dante Militello, propietario de esa casilla de correo electrónico, es otro de los denunciados en la causa. Estudia diseño web, tiene 21 años, y su casa en Rosario fue allanada el 4 de julio de 2013, luego de la denuncia de Delgado, quien lo responsabiliza por la extracción de dinero de su cuenta de Dineromail. En el escrito asegura que junto con Christian Cámara forman un equipo de hackers que arruinaron su negocio.

“Hablé con mi abogado y me pidió que no dé declaraciones. Realmente me gustaría poder contar este tema, pero hasta que la causa no cierre no puedo prestar declaración. Por otro lado, quiero comentar que lo que sucedió en televisión sobre el súper hacker que robaba US$ 50.000, fue algo bastante gracioso para todos ya que no es verdad. Cuando hablé con gente de tribunales que estaban encargados de la causa me dijeron que ellos nunca dijeron algo así. Y de hecho no existe acusación de ese tipo”, explica Militello desde Rosario.

Más allá de lo que diga la acusación y lo que publican los medios, hoy la causa se encuentra en su primera fase, y la fiscalía espera el resultado del análisis que debe realizar el área de Delitos Informáticos de la Policía Federal, para poder avanzar con la investigación. “En este momento se siguen haciendo las pericias sobre los equipos obtenidos durante el allanamiento y por ahora no hay ningún elemento que acredite la denuncia. Para poder tener algo cierto vamos a tener que esperar el avance de la investigación”, explica Sebastián Scarcella, empleado de la fiscalía 28.

Consultado para participar de la nota, Delgado no respondió ninguno de los e-mails enviados y llamados realizados. “Luego de la denuncia no apareció más”, asegura Rodolfo Vaccarezza, abogado del estudio que defiende a los Cámara.

Donde sí explicó su posición frente al caso fue en su perfil de Facebook: “Todo el que pueda vea C5N por favor, ahí está la casa de Christian Iván Cámara, detenido por todo lo que nos hizo. Gracias”, posteó el 13 de septiembre. En esa red social, Delgado tiene su perfil abierto y sube fotos de sus prácticas de taekwondo, sus rallys en cuatriciclo, colecciona fotos de “patentes locas” como HDP 678 y sube audios del periodista Jorge Lanata.

“Estoy escuchando todas las cosas que se dicen en los canales de televisión y me dan muchas ganas de llamar para explicar lo que pasó”, agregó en sus comentarios al blog. En los posts siguientes, se dedica a subir todos los artículos sobre el allanamiento a los Cámara, que comparte con su red de amigos, muchos de ellos al tanto de los problemas que tenía con los Cámara y Militello.

Aunque su abogado le aconsejó no hablar con la prensa hasta que cierre la causa, Militello se muestra confiado con la evolución del proceso jurídico. “No falta mucho para que la causa se cierre y yo pueda contar en detalle y pasar material que seguramente servirá. Voy a esperar a que salga la nota, que hable Christian, y luego voy a contar mi verdad”, avisa.

El nombre del padre

La mayor parte de la información sobre los Cámara no se encuentra en la causa ni en la pericia. Está en los foros de gamers de Internet, donde la noticia fue propagada el 13 de septiembre, luego de la televisación del allanamiento.

En esa fecha, usuarios con distintos nombres pero formas similares de redacción e idénticos errores de ortografía, se encargaron de plasmar toda la información existente sobre Christian Cámara y sus familiares cercanos. En más de diez sitios dedicados al gaming subieron links de los videos de los noticieros, la dirección de su casa, los documentos de cada uno, los números de celular y las fechas de nacimiento, entre otros datos.

Tanto los usuarios que postean como los comentaristas, utilizan apodos para preservar su identidad. En algunos casos, se repiten nombres falsos y direcciones de mail, como es el caso de Carola Katerina Costa, quien pide que le envíen información a una casilla que sigue funcionando pero nadie responde.

En esos sitios se señala al padre de Christian, Alberto Cámara, como ingeniero informático responsable de los ataques e intentos de hackeo realizados por sus hijos. “No se sabe quién hizo los ataques de denegación de servicios que denuncia Delgado. Yo sé que el único profesional de tecnología es él. Yo soy ingeniero civil, trabajo en el ministerio de Industria y me dedico a eso. Justamente me anoté en un curso de Office 2010 para aprender sobre la nueva aplicación”, se desentiende Alberto Cámara.

En la causa, Delgado declara haber sido invitado por el padre de Christian a su domicilio, para arreglar el asunto. “El 7 de julio de 2010, concurrió a casa de los Cámara y vio a Christian sentado frente a una computadora de escritorio instalada en el medio del living conectada a un TV LED de grandes dimensiones, lo que le dio la impresión de que los ataques cibernéticos son la principal actividad de esa familia, impresión que se vio afianzada al enterarse de que José Alberto Cámara asiste a la Facultad de Ingeniería.”

Para Alberto Cámara, sucedió otra cosa. “El vino a nuestra casa y entró en forma violenta. El hizo todo esto para barrer a la competencia y quedarse con el monopolio de los servidores de juego –argumenta– porque en ese momento había tres mayoristas y ahora queda el solo.”

En el post que despidió al año 2013 en Facebook, Delgado contó que entre las cosas malas tuvo que padecer el cierre de su empresa –en su perfil aparece como CEO de Servilink– aunque podría tratarse de Naiboa Group SA, una sociedad dedicada a la construcción que lo tiene como director suplente, de acuerdo a la información pública que registra la provincia de Buenos Aires.

El negocio del gaming

Los juegos en red son provistos por los fabricantes globales de videojuegos como Electronic Arts, Nintendo o Activision Blizzard, que crean aventuras online como Fifa World, Super Mario o World WarCraft, entre otros títulos que son consumidos por millones de personas en todo el mundo.

Desde la década del 90, la modalidad de gaming cambió con la aparición de Internet. Los juegos dejaron de ser para usuarios únicos y se convirtieron en juegos de red. Esta transformación modificó los hábitos de los gamers. “El concepto de audiencia activa, tan controvertido hace dos décadas, se da hoy por sentando en todo el mundo de la industria mediática. Las nuevas tecnologías están permitiendo a los consumidores medios archivar, comentar, apropiarse de los contenidos mediáticos y volver a ponerlos en circulación”, dice Henry Jenkins en su libro Fans, blogueros y videojuegos: La cultura de la colaboración.

En la jerga gamer se llama mayoristas a los usuarios que poseen servidores físicos en un centro de datos y ofrecen servidores virtuales a los jugadores. “Esto pasa porque las empresas globales instalan servidores en países con mayor número de usuarios que la Argentina, como es el caso de Electronic Arts en Brasil, y que ofrecen mejor relación cambiaria. Las personas que quieren jugar desde acá, lo hacen a un ritmo más lento. Si un gamer le dispara a otros que mueve más rápido porque tiene mejor acceso al servidor, y cuando llega la bala tiene a su enemigo clavándole un cuchillo por la espalda, seguramente elegirá un servidor local de juegos”, estima Sebastián Di Nardo, socio Gerente de la revista de juegos Irrompibles.

A nivel local, esta limitación de las empresas globales propició un negocio de baja escala que pudo ser capitalizado por los gamers que buscan tener su propio emprendimiento. Al cierre de esta edición, el costo mensual de un servidor propio con 500 GB de almacenamiento equipado con procesadores Xeon o Core i7 de Intel, ronda de $1200 a $1600 por mes.

Las empresas de hosting ofrecen soluciones para los revedendores que operan online. Un plan de $200 al mes les permite ofrecer un servidor virtualizado dentro de uno físico alojado en un centro de datos, contar con hardware actualizado periódicamente y de esa forma jugar correr los últimos títulos. En cada servidor pueden entrar más de 50 gamers en forma concurrente, con lo cual los mayoristas pueden recaudar ocho veces más de lo que pagan el servicio de hosting.

Firehosted, la empresa virtual armada por Christian Cámara se mantiene operativa, de acuerdo a lo que figura en su sitio web. Su contacto sigue siendo Christian Cámara. Hasta el allanamiento, contrataba su servicio de hosting a dos empresas: Iplan, Dattatec. La primera no quiso hablar para la nota. La segunda es una empresa de Rosario que hoy se llama Don Web. Consultado para hablar del caso, Guillermo Tornatore, CEO de la empresa, prefirió no hablar de los Cámara.

Aunque Firehosted sigue funcionando, la confiscación de las máquinas para realizar las pericias hizo que los Cámara se vieran económicamente afectados. “Esto generó $40.000 de pérdidas para nosotros porque cada cliente pagaba $1200 para jugar en Firehosted y tuvimos que conseguir otros servidores y comprar nuevo hardware porque el nuestro está en la policía. Antes había tres mayoristas y ahora solo queda uno: Pablo Rubén Delgado”, dice Alberto Cámara, padre de Christian. “Dattatec sacó a todos los servidores de juego a partir del allanamiento y ahora solo usamos su sistema de pagos porque es muy confiable”, dice.

Los ingresos que le da Firehosted le permiten a Christian pagar la mensualidad a sus abogados defensores. “Mi papá maneja el tema de los abogados, que les pagamos $5000 por mes. Ellos pusieron un valor a la defensa y le vamos pagando en cuotas”, detalla Christian.

Su padre admite que la cifra es correcta y agrega que los ingresos de Christian hoy no son altos y que les cuesta pagar los gastos derivados de la causa. “También hay que pagar a los peritos, entonces hay meses en los cuales se va mucho dinero”, alega.

Autopsia informática

Como la causa se encuentra en su instancia de indagatoria y los equipos secuestrados en el allanamiento a los Cámara están en poder de la división de Delitos Informáticos de la Policía Federal, aún no se sabe qué pruebas contra los Cámara tendrá la jueza Wilma López, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº 11, responsable de la causa, y que ordenó la investigación liderada por la fiscalía 28, a cargo de Graciela Gils Carbó.

“Para entender que pasó hay que analizar los equipos, y ver si plantó un key logger a través de su servidor, y con eso construyó una red de máquinas zombies –analiza El Boketero, un ex hacker devenido en desarrollador de tecnología y director de una productora digital que pidió no ser identificado–; pero es difícil que haya logrado robar US$ 50.000 por mes, especialmente en la Argentina, que está muy devaluada.”

Aunque en la comunicación oficial sobre el allanamiento, las fuentes de la investigación aseguraron haber secuestrado “computadoras con capacidades de cálculo muy superiores a las corrientes”, lo cierto es que en el análisis de pruebas que realiza la policía, los expertos deberán hallar al código malicioso en los servidores secuestrados.

“El hacker tenía un servidor. Si lo afecta con su key logger para que una persona ingrese para jugar una partida online, con una descarga del archivo, y sin que el usuario se dé cuenta el usuario puede instalar ese código malicioso y registrar lo que se teclea en el ordenador. Si luego ingresa su tarjeta de crédito y código, podía hacerse del número”, advierte Camilo Gutiérrez, especialista en Investigación y Concientización de Eset Latinoamérica.

Desarrollar un key logger que tome información de las máquinas es tarea para expertos. Pero existen otras formas de obtenerlo. Una de ellas es en el mercado negro de aplicaciones. “Esto es posible desde 2004, cuando la tecnología de botnet y troyanos se expandió. En 2013 se utilizaba uno llamado Zeus, que se vende en foros rusos, y fue uno de los troyanos bancarios más importantes que se auto propagaba en forma automática. No estamos hablando de un súper hacker. Es alguien que pudo haber comprado una tecnología que cuesta US$ 200 en un sitio ruso como zakepy.ru, que significa hacker en ese idioma”, apunta Christian Russo, un ex hacker que ahora trabaja como consultor de seguridad en su empresa Calcium Sec.

En todo caso, para los expertos entrevistados no se trata de una persona con grandes conocimientos de tecnología sino de un principiante. “Hay acciones típicas de un script kiddie que aprende a meterle un troyano a sus compañeros de colegio o a los miembros despistados de un foro, acciones que en este caso resultan graves porque están organizadas de modo criminal para estafar a los clientes de un servicio”, observa Ffrankie, un ex hacker que hoy trabaja como desarrollando aplicaciones de comercio electrónico.

Un espacio para hallar esta clase de códigos maliciosos se encuentra en lo que los expertos denominan Deep Web. “Es una red similar a la World Wide Web con servidores y sitios. Sin embargo, existe una gran diferencia: Dichos servidores no se encuentran directamente conectados a Internet, y su contenido no es indexado por los buscadores. No se puede acceder directamente usando un navegador común y corriente, sino que se debe usar un navegador especial. El más conocido es Tor, que se puede descargar libre y gratuitamente desde Internet”, informa Matías Katz, director de Mkit, una consultora en seguridad informática.

Esto no quiere decir que Tor sea una aplicación pirata. Lo que hace es establecer conexiones con equipos de varios países en pocos segundos, para que la comunicación no pueda ser rastreada. “En la Deep Web los sitios tienen dominios .onion y para encontrarlos hay que conocer la extensa combinación exacta de letras y números que lo conforman, y son difíciles de recordar. Allí se maneja información turbia, como tráfico de drogas, armas y pornografía infantil”, revela Gutiérrez, de Eset Latinoamérica.

Días de escuela

Cuando sus datos fueron publicados en los foros de gamers, comenzó a recibir llamados y amenazas. Pero lo que realmente cambió la vida de Christian fue su aparición en los medios. “Todos me empezaron a mirar de una forma distinta. Un amigo de la facultad escuchó que el profesor de Programación no iba a aprobarme por lo que supuestamente había hecho”, señala Christian. Consultados sobre este tema, la dirección de la UADE prefirió no responder los requerimientos de esta nota.

Dos semanas después de la televisación del allanamiento, Christian sentía que debía contar su verdad. Por esos días volvió al Cangallo Schule, donde había cursado la escuela primaria y secundaria. “Como ex alumno, siempre fue una persona maravillosa, su familia siempre estuvo presente en la escuela y él particularmente era un chico muy entusiasta con las matemáticas y la tecnología”, recuerda Eduardo Stamato, director del Cangallo Schule, que en agosto cumple 116 años.

Según Alberto Cámara, el rendimiento académico de Christian bajó un poco en la universidad. “En la escuela era muy bueno, en la facultad le cuesta un poco más. De hecho, todavía debe rendir el final de Programación porque le fue mal, justo cuando se inició la causa en su contra.”

Cuando habla de su historia escolar, Christian nombra a solo tres amigos del colegio: Nazareno, Sebastián y Alejandro. Quizás por eso, en quinto año decidió no viajar a Bariloche. “Preferí quedarme en mi casa descansando”, se excusó.

Las experiencias compartidas son las que unen a los grupos y separan a los que quedan afuera. El 13 de septiembre, cuando la televisión repetía el allanamiento en los noticieros, los ex compañeros del Cangallo Schule usaron las redes sociales para canalizar su recuerdo sobre Christian. “Siempre dijimos que nos iba a matar a todos algún día… No nos mató pero se la pasó choreando gente. ¡No lo puedo creer!”, escribió @sebaalbaum en Twitter.

Con algo más de sentido crítico, su compañera @Sofiisola publicó: “Qué loco pensar que un flaco egresado del colegio ahora salga en todos lados como un delincuente”. Un día después, ?@mavirampa respondió: “@SebaAlbaum Yo lo que no puedo creer es gente del colegio agregándolo en Facebook… Dale, ¿qué te pensás? ¿Qué va a poner algo en fbk?

Para Stamato, la aparición de estos comentarios en las redes sociales es parte del juego adolescente que se da en ese ámbito, y que debe ser entendido en su contexto. “Quizás puedan verlo con alguien distinto a ellos, y creo que en las redes sociales pusieron cosas que no dirían si lo tuvieran enfrente. Cuando Christian terminó cuarto año, hizo un gran trabajo de apertura y contó qué cosas lo hacían sentir mal y eso hizo que su grupo se uniera más. Al año siguiente, durante la entrega de diplomas, todos lo aplaudieron cuando subió a recibirlo”, cuenta el director de la escuela.

Para tratar de preservarse, Christian evita hablar de lo que decían sus ex compañeros en las redes sociales, aunque sabe lo que se dice. Cuando enfoca su mirada para responder, se queda en silencio y revive internamente las escenas del día de la televisación del allanamiento. Otra vez tiene un déjà vu: las cosas volvieron a ser difíciles, como cuando estaba en el colegio.

Fintech Advisory dio el salto*

Telecom-Argentina

El empresario regiomontano David Martínez voló a Buenos Aires el 6 de noviembre en un jet privado con un objetivo: lograr que el gobierno apruebe su oferta por Telecom Argentina, empresa que brinda telefonía celular a 19 millones de personas y accesos de banda ancha a 1,7 millón de hogares.

Como CEO de Fintech Advisory, fondo de inversiones que creó en 1984, tiene inversiones en la Argentina por más US$ 1350 millones de los cuales se destaca su tenencia de bonos de la deuda externa por 700 millones de dólares, y su participación en Cablevisión, el negocio del cable de Grupo Clarín, valuado en 632 millones de dólares según el balance de 2012.

Tras ser recibido en un salón VIP del aeropuerto, donde las autoridades sellaron su pasaporte británico, Martínez se dirigió al ente regulador de los medios de comunicación (AFSCA), para destrabar el negocio ya que la participación concurrente en el negocio de la telefonía y el cable está prohibida por la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual que entró en vigencia el 29 de octubre.

Allí se reunió con el titular de la entidad, Martín Sabbatella, y con el director Administrativo, Daniel Larrache. De esa reunión también participó el abogado de Fintech, Luis Alberto Baruki González. Luego del encuentro, Larrache aseguró que Martínez prometió deshacerse de su participación en Cablevisión cuando estuviese aprobada la operación de venta de Telecom, por la que ofreció 968 millones de dólares para quedarse con el 68 por ciento de Sofora, empresa controlante de la telco.

Este acuerdo de palabra no tendría legalidad ya que la actual ley de servicios de comunicación audiovisual promovida por el actual gobierno encabezado por Cristina Fernández de Kirchner, y que fue aprobada por la Corte Suprema de Justicia el 29 de octubre, impide a una misma empresa participar del negocio de los contenidos y de las telecomunicaciones.

“Para mí la frase está planteada como si fuera una moneda de canje”, asegura el vocero en Argentina de Fintech tras dialogar con David Martínez. “Lo que informó es que había presentado una oferta por Telecom y que está sujeta a lo que diga el gobierno argentino. Si posteriormente hubiera alguna recomendación u observación por parte del gobierno, él se adaptaría. Hay dos procesos corriendo en simultáneo. Por un lado la ley de medios, donde Fintech presentó al AFSCA un plan de adecuación, con posterioridad al fallo de la corte, y tomando alguno de los elementos de esa presentación, propone la división en tres partes de Cablevisión. Una más grande y dos más pequeñas. Lo que ocurriría según este plan es que Clarín debería desinvertir de la Cablevisión grande, y Fintech de las dos más chicas. La AFSCA se debe expedir en caso de aceptar esa propuesta o no, o si pide alguna adaptación. Por otro carril, Fintech oferta por Telecom, que fue aceptada por el board de la administración en Italia, y ahora se debe presentar frente al gobierno argentino para que se expida aprobando o no esa compra”, revela la fuente, que pidió no aparecer en los medios ya que su cliente exige reserva absoluta de sus contratados frente a los medios.

Su ingreso en Telecom Argentina, empresa que hasta el cierre del tercer trimestre de 2013 tuvo ingresos por US$ 3304 millones, y ganancias por US$ 394 millones, tiene un negocio que crece al 23% interanual de acuerdo a su balance, es muy estratégico para un portafolio de inversiones rentable.

Grupo Clarín, por su parte, tiene el diario de mayor tirada de la argentina y opera el 80% de los accesos hogareños a la TV por cable, negocio que en 2012 le dio efectivo por 1288 millones de dólares. Pero según el cierre del tercer trimestre del año, la rentabilidad declinó 14 por ciento en los primeros nueve meses de 2013, y fue de menos de 10 millones de dólares. Además, Clarín está enfrentado al gobierno desde 2008 por su posición crítica frente a las políticas agropecuarias de la administración de Cristina Fernández de Kirchner, y se agravó en 2009 cuando el gobierno presentó la ley de medios que finalmente entró en plena vigencia cuatro años más tarde, por los amparos judiciales interpuestos por Grupo Clarín.

“Salir de un negocio conflictivo y entrar en uno de mayor volumen es lo mejor que podía pasarle”, analiza Marcelo Stubrin, director del AFSCA.

Los directivos de Telecom Argentina se enteraron de la  operación a través de los medios. “Toda la  información que tenemos es lo que leemos en los diarios. No tuvimos ninguna comunicación oficial”, asegura Andrea Montesano, vocera de la empresa.

 

*Información pedida por Expansión México, que fue publicada en su edición 113 disponible en este link: MEXICANAS_1130.

Octubre 2013: cómo entender la elección del Partido de la Red

A partir de una nota que hice para la revista Information Technology sobre Partido de la Red, seguí de cerca uno de los fenómenos más interesantes de las elecciones legislativas de 2013 fue el desempeño que tuvo esta agrupación formada por emprendedores de Internet y politólogos, que consiguió 21.368 votos presentando solamente una lista  de legisladores para la ciudad.

Si bien desde el punto de vista de la elección general, el resultado podría verse como magro ya que sólo cosechó el 1,16% de los votos totales a legisladores comunales, lo cierto es que se trató de una buena elección para este nuevo partido.

Más allá de las controversias generadas en torno a sus principales referentes, ya sea por su posicionamiento político como por su tecno optimismo, lo interesante es analizar cómo fue la conversión de likes en Facebook y seguidores en Twitter a votos concretos.

En cuanto a los números, se puede ver que los 21.368 votos obtenidos en la elección representan el 93,68 por ciento de los likes totales que tienen en Facebook. Por otra parte, los 9.334 seguidores que poseen en Twitter representan el 43,67 por ciento de los votos obtenidos.

Sin hacer un análisis del solapamiento que puede haber entre usuarios de Twitter y Facebook, podemos analizar el resultado obtenido como una excelente elección, por varios motivos:

  • La campaña en medios masivos estuvo basada en la aparición en medios de Santiago Siri, una de los principales figuras del partido. Su aparición semanal en el programa Basta de todo, por FM Metro 95.1, fue de gran ayuda para la difusión de su figura y del partido.
  • La mayor parte de su campaña se realizó en las redes sociales y una acción en la vía pública en la cual llevaban un Caballo de Troya por los barrios.
  • Obtuvieron el 93,68 por ciento de las intenciones de voto que podría manifestar una Fan Page en Facebook.
  • Duplicaron la cantidad de votos respecto de sus seguidores en Twitter.
  • Las más de 220.000 reproducciones de videos obtenidas en YouTube les permitieron buscar un reemplazo a la televisión como medio para darse a conocer en forma efectiva.
  • Con su software Democracia OS -dado a conocer inicialmente como OS Democracy- lograron incidir en la agenda de otras agrupaciones que pueden tomar esta aplicación como propia.
  • Esta aplicación permite abrir el juego a agrupaciones similares de otros países, lo que constituiría un proyecto interesante de la política en la era de la globalización.
  • Como puede verse en el timeline de PdeR en Twitter,  su emergencia motiva iniciativas similares en América Latina.

Esta elección es un buen aprendizaje para el partido que propone una salida tecnológica para el estancamiento de la democracia. Incluso las numerosas críticas que recibieron, también son un buen impulso para aprender de qué forma comunicar su plataforma política y a pensar su espacio estratégico respecto de las demás agrupaciones locales, e incluso de otras iniciativas similares que están surgiendo en otros países.

Algunos datos de la investigación sobre Fintech

En noviembre de 2012 fui convocado por Carlos Martínez Cruz y Diego Graglia, editores de la revista Expansión de México, perteneciente al Grupo Expansión, propiedad de Time Warner, para realizar una investigación sobre David Martínez, CEO de Fintech, que fue publicada como nota de tapa en la edición 1114, el 24 de abril de 2013.

Expansion CNN tapa edicion 1114 El financista misterioso

Por tratarse de una investigación realizada entre México, Nueva York, Londres y Buenos Aires, hay algunos datos que no fueron publicados por cuestión de tiempo para chequear la información, pero que considero pueden ser de interés para los investigadores argentinos.

Acá les dejo algunos datos del informe que elaboré, que son mi responsabilidad y por eso los publico en mi blog.

David Martínez adquiere los primeros títulos de deuda a mediados de 2004, cuando la Argentina estaba en default con los organismos multilaterales de crédito y el precio de la deuda representaba un 25 por ciento de su valor nominal, y en algunos casos su valor estaba por debajo del 18 por ciento, como era el caso de los bonos Tokio o Samurai, emitidos por el país entre 1999 y 2001 en el mercado de bolsas de Japón.

De acuerdo con las estimaciones privadas confirmadas por Daniel Marx, ex secretario de Finanzas de la Argentina entre 1999 y 2001, David Martínez habría invertido unos US$100 millones entre 2004 y 2006, y el valor nominal de su tenencia de deuda sería de US$ 700 millones.

El monto real de la deuda se performa el día que se vende, ya que los precios nominales pueden ser varias veces mayores a lo que realmente se paga por un activo, como en este caso son los bonos de la deuda argentina.

Pero todo lo que invierte David Martínez está rodeado de silencio y discreción.

En la Argentina, Fintech posee dos operaciones locales registradas bajo la forma de sociedades anónimas, que son las que deberían canalizar sus inversiones locales.

Una se denomina Fintech Advisory INC, bajo el código único de identificación tributaria 30-70951758-5. Fue creada el 8 de febrero de 2006, cuatro meses antes de su ingreso al negocio de Cablevisión, y nunca presentó balances ante la Comisión Nacional de Valores, no opera cuentas bancarias ni tuvo cheques rechazados ni cobros faltantes.

En la jerga, es lo que se llama un sello de goma, es decir, una entidad sin operaciones que ofrece una pantalla para que opere otro jugador con su nombre. En este caso, el jugador que opera con su nombre es una sociedad con igual nombre registrada como LLC en el estado de Delaware, Estados Unidos, que es la responsable de los negocios de David Martínez en la Argentina.

La otra firma asociada a David Martínez es Fintech Corp, creada en el 1ro de febrero de 2011 bajo el código único de identificación tributaria 30-71172728-7.

Esta sociedad está radicada uno de los edificios de lujo más caros de la ciudad de Buenos Aires, llamado Quartier de Ocampo. El alquiler de un departamento en ese edificio cuesta unos US$ 4000 al mes, y gastos de expensas por otros US$ 2000 más, para el uso de áreas comunes, pileta, solárium y estacionamiento. La sociedad de Martínez tiene domicilio en uno de los edificios del predio, ubicado en la calle Godoy Cruz 3046 piso 2, departamento que en el recibo de expensas mensuales figura a nombre de uno de los directores argentinos de Cablevisión llamado Sebastián Sánchez Sarmiento.

Sebastián Sánchez Sarmiento es la persona de contacto de David Martínez por los temas de Cablevisión. Consultado para participar de este informe, el 15 de noviembre respondió por e-mail lo siguiente:

“Hola Darío,

 

Por política interna ni David ni yo hablamos con la prensa respecto de las inversiones de Fintech bajo ninguna circunstancia.

 

Saludos cordiales,

 

Sebastián Sánchez Sarmiento

Compo Bay Capital Ltd.”

 

Al igual que Fintech Advisory INC, esta sociedad denominada Fintech Corp tampoco registra movimientos bancarios, presentación de balances ni transacciones de compras o ventas con cheques.

De hecho, ninguna de las empresas de David Martínez tiene sitios web al cual acceder a información, y todos sus dominios en Internet están registrados a través de una empresa radicada en Jacksonville Florida llamada Domain Discreet Privacy Service, que garantiza a sus clientes que sus datos no aparecerán vinculados a sus dominios web.

Fintech también participa en Autopistas del Sol, concesionaria de autopistas y rutas nacionales, que fue incluida en el portafolio de inversiones de Fintech en 2006 y según su presidente, Marcelo Benaglia, se encuentra en proceso de reestructuración de deuda.

Bengalia es responsable por la firma de los balances de la compañía. Al ser consultado por esta nota, respondió: “Solo estamos tratando de hacer las cosas bien y dejar a la empresa sana Lo que pongas sobre Ausol o Fintech va a estar tan bien como mal. No me interesa aparecer en la nota, ni que nombres ni nada”, cerró por teléfono.

La aparición de Fintech en Autopistas del Sol se hace a través de su director Sánchez Sarmiento, que junto con Damián Burgio, son poseedores de 52.696.394 de acciones Clase D.

El precio nominal de esas acciones, valuadas en $1 en 2006 representaban un patrimonio nominal de US$ 0,30 por acción (hoy US$ 0,21 por acción) pero no he podido determinar el costo que tuvo para los testaferros de Fintech en el mercado, ya que Marcelo Benaglia, presidente de Autopistas del Sol, se negó a brindar esa información.

Fintech Advisory: la investigación periodística

21090602 (1)En noviembre de 2012 comencé a investigar al fondo de inversiones Fintech Advisory a pedido de Expansión, la revista de negocios de México, que buscaba hacer un perfil de David Martínez, CEO de Fintech Advisory. El resultado de la investigación dirigida por Carlos Martínez Cruz y Diego Graglia pueden verlo en este link: 2013_Expansión CNN nro 1114 26 de abril Perfil de David Martinez CEO Fintech.

Para tener una idea de los negocios de Fintech Advisory en la Argentina, les dejo este breve resumen:

  • La participación del 40 por ciento en Cablevisión (empresa de distribución de señal de cable).
  • La tenencia de US$ 700 millones de deuda argentina. Estos activos nominales costaron unos US$100 millones entre 2004 y 2006, de acuerdo a las estimaciones de Daniel Marx, ex secretario de Finanzas del gobierno de De La Rúa entre 1999 y 2001.
  • La participación en una suma no declarada en la empresa Autopistas del Sol, que está en proceso de reestructuración de su pasivo. Sus empresas no figuran en el balance, pero sus directivos responden a Martínez y no quieren hablar con la prensa.
  • Invirtió en Dinero Mail, firma que realiza transacciones electrónicas por e-mail. Fintech LLC invirtió US$ 800.000 en 2007 y se quedó con el 8 por ciento de la empresa, que hoy tiene un valor de mercado de US$ 50 millones y ventas anuales por US$ 15 millones.
  • Controla el 27,5 por ciento de Emgasud tras haber invertido $ 15 millones (unos US$ 3,1 millones al cambio oficial), y emitió obligaciones negociables para 2017 por un valor nominal de US$ 50 millones.

La foto que ilustra el post es gentileza de Presidencia de la Nación.

Las Toninas: capital de Internet

Foto 5

Comparto la nota que hice para la revista Information Technology número 185, publicada en abril de 2013, sobre Las Toninas. La versión editada y final esta publicada allí.

 

El futuro llegó hace rato a Las Toninas, pero sus habitantes tardaron quince años en enterarse. En 1995¸ cuando Telefónica Internacional e Impsat (que luego fue comprada por Global Crossing y ahora pasó a llamarse Level 3) construyeron las estaciones de amarre para recibir los cables submarinos que proveerían Internet a todo el país, los 3500 vecinos pensaron que podría ser beneficioso para el desarrollo económico de la ciudad.

Pero contar con un recurso a la mano no hizo que los ciudadanos de esa zona pudieran utilizarlo para acceder a Internet, o como herramienta para el desarrollo de la comunidad. Bien lo saben los campesinos bolivianos que llevan a pastar a sus animales sobre un suelo que tiene enterrados miles de kilómetros de caños que exportan gas, mientras ellos pagan la garrafa a precios que triplican el valor de los países que les compran.

“Yo estaba haciendo la colimba, porque era el único trabajo que había acá. Nos llamaron para trabajar en la bajada del cable submarino y lo transportamos hasta la calle 1 donde estaba el edificio nuevo. Luego quedé ahí trabajando como personal de mantenimiento, y de vez en cuando venían unos ingenieros a revisar la instalación, pero todo se hacía desde Buenos Aires”, recuerda Sebastián, que ahora vive en Costa Chica, localidad pegada a Las Toninas, y trabaja en la construcción. “No teníamos idea de que se trataba Internet.”

Hasta 2010, quienes querían usar Internet en esa ciudad tenían dos opciones: usar la conexión telefónica y esperar horas para que apareciera un gif, o hacer cuatro kilómetros de calles internas hasta Santa Teresita y conseguir un bar con wifi. Si el acceso allí funcionaba con lentitud, siempre podían salir a la ruta y hacer 20 kilómetros hasta Mar de Ajó, San Clemente del Tuyú o San Bernardo, para tratar de tener mejor suerte.

“Acá los turistas venían todos los veranos y nos preguntaban si teníamos Internet, pero teníamos que decirles que no”, recuerda Patricia, la encargada de Ennamours, el histórico pub y canto bar de Las Toninas devenido en confitería con pantalla de 42 pulgadas a todo volumen y fútbol 24×7.

Servilleta de ennamours

Downtown toninense

Las Toninas es un pago chico donde todos se conocen entre sí y nadie necesita dar su apellido para que los identifiquen. Por esa razón no lo dan cuando se les pregunta.

Se extiende sobre la playa, su espacio urbano tiene cuatro kilómetros por lado y va desde la calle 2 hasta la 50. A partir de ese lugar comienza Costa Chica, que llega hasta la calle 54 y tiene unas cincuenta casas.

En ese radio, Telefónica Internacional y Level 3 son dueñas de las tres estaciones de amarre de los cables submarinos que llegan al país. El predio más antiguo está ubicado en la calle 1 y 26, frente a la comisaría de Las Toninas. El otro está en la calle 7, saliendo de Costa Chica y casi llegando a Santa Teresita del Bosque. Ambos son operados por Telefónica Wholesale, encargada de las ventas mayoristas a los operadores zonales. La tercera estación está a la vera de la ruta 11, y es la que comunica el cable de Level 3 con el resto del país.

Según el censo nacional realizado en 2010, hoy viven 4150 personas en esas dos ciudades, algo más del cinco por ciento de los 70.000 habitantes del partido de La Costa, de los cuales el 90 por ciento vive en San Clemente del Tuyú, Santa Teresita y Mar de Ajó. El ingreso principal es el turismo, y algunos tienen changas relacionadas con la construcción y el mantenimiento de la infraestructura vacacional.

A diferencia de otros lugares cercanos como Costa del Este o la Lucila del Mar donde hay hoteles boutique, restaurantes con cocina de autor y chalets con placas talladas en madera que dicen Jennifer y Braian, CasaCalma, y el extraño Los níqueles (¿habrá querido decir los líquenes?), en Las Toninas y Costa Chica abundan las construcciones a medio hacer, el ladrillo sin revoque y los perros sueltos.

Quizás por eso, recién en 2010, la prestadora de televisión por cable AVC decidió sumar clientes en un radio de diez calles del centro de Las Toninas, donde se encuentran los principales negocios, pero que no cubre las viviendas permanentes ubicadas fuera de esa zona. De hecho, la actividad económica toninense se da principalmente en verano, cuando el número de personas se multiplica por cien con la llegada de unos 370.000 turistas que pagan alquileres de al menos $2000 por semana, y $200 la quincena para ver televisión por cable.

Las opciones de conectividad son varias, y todas resultan bastante onerosas. Los turistas pueden comprar tarjetas prepagas de $30 por 6 MB de acceso (duran algo más de una hora de navegación), y si están en la zona de acceso, pueden comprar un cable módem y router wifi a un costo de $1000 la instalación y una mensualidad de $120 durante seis meses, o contratar el servicio de 3 G que ofrecen los operadores nacionales, a un precio de $90 por mes y pésima navegación en esa zona. Si tienen paciencia, aprovechan las atestadas conexiones wifi disponibles en el centro.

“Cambiamos la contraseña del router todos los días, porque sino la gente viene una vez, se toma un café, y después vienen con el celular o netbook que les dan en la escuela y los ves ahí tratando de captar la señal sentaditos en el cordón de la vereda”, explica Karina, la encargada de Tonycenter, una empresa familiar local que tiene locutorios, restaurante, heladería y cinco complejos de departamentos de alquiler.

Foto 5

Eduardo, responsable del puesto de diarios que está en la esquina de la avenida 7 y la calle 42 –donde venden las mejores facturas y churros del lugar– sintetiza: “El turismo acá es medio pelo, no viene gente de guita, pituca, sino el laburante que tiene quince días de vacaciones y quiere descansar”.

Internet valley
Así como Cariló busca emular a Carmel –pueblo surfer donde viven los millonarios del Silicon Valley– copiando el nombre Divisadero para su calle principal, Las Toninas tiene una vía que se hace peatonal en verano, sin mayores pretensiones que llamarse “la uno”. Desde el punto de vista edilicio, se parece bastante a San Justo pero con mar, y tres estaciones de amarre del cable submarino que concentran casi toda la banda ancha del país.

Esto podría convertirla en la capital nacional de Internet, como promueve un grupo en Facebook manejado por un administrador bastante puntilloso a la hora de aceptar a los que pulsan el botón Me gusta, y que hasta el cierre de esta edición sólo tenía nueve miembros.

Pero a diferencia de Carmel, Las Toninas está lejos de convertirse en una zona anclada en el corazón del desarrollo tecnológico y no hubo nada que haya podido lograr eso desde la llegada del cable. De cumplirse el propósito de este pequeño grupo, la iniciativa no tendría mayor vuelo que poner un nombre rimbombante para un espacio vacío y sin actividad económica. Algo típicamente argentino.

Un análisis sobre las representaciones sociales que produjo el cable submarino en Las Toninas y Costa Chica publicado en 2004 por la investigadora Eleonora Verón, de la Universidad de Mar del Plata, demuestra que la llegada de la fibra óptica no cumplió con las expectativas de desarrollo que tenían los habitantes del lugar. “La población que por algún motivo (cercanía a las estaciones, o a la costa, por ejemplo), en un primer momento adhirió a los supuestos beneficios como que la fibra óptica traería mejoras a la localidad, luego cambió su parecer al ver que las promesas quedaron en el olvido y al ver los efectos negativos sobre el bien más preciado de la localidad que son sus playas”, relata el informe publicado una década después de la instalación del cable.

En ese momento, la banda ancha parecía un sueño imposible, y nadie imaginaba que pocos años más tarde, un director de escuela secundaria retirado, su hijo que vive en Buenos Aires, y un joven inmigrante ruso llamado Ilya, que administra un camping alejado del mar en Costa Chica, son los nuevos emprendedores que están llevando la banda ancha a las zonas más alejadas del centro.

“Esto empezó como una charla de vecinos, a comienzos de 2011 porque no conseguíamos acceso en la zona. Speedy no llegaba con los postes hasta el borde de Las Toninas ni Costa Chica y AVC tiene su servicio en una zona limitada, así que desde que me vine acá en el 2001, estoy buscando una forma de estar conectado”, cuenta Carlos, ex director de escuela secundaria que se formó en la televisión comunitaria de San Fernando con Carlos D`Agostino, conductor de Odol pregunta.

Para brindar el servicio, se contactaron con A&B SRL, empresa con licencia en la CNC como proveedor de telefonía de corta y larga distancia y servicios de valor agregado, que brinda conectividad a las escuelas del plan Conectar Igualdad.

A comienzos de 2011 conformaron ITV, una sociedad que tiene como activos un router de alta capacidad montado sobre una antena de 28 metros en la casa de Carlos, ubicada en la calle 54 entre 9 y 11, en Costa Chica, una caja de su supermercadito las Marías que realiza las cobranzas de los 200 clientes que tiene, un contrato de cobro con una peluquería de la Avenida 7, del lado de Las Toninas, una PC que corre las aplicaciones para brindar acceso y otra que administra la gestión de los abonados. “Mi hijo es técnico en redes y se encarga de la parte técnica desde Buenos Aires”, resume Carlos.

Para ofrecer el servicio de Internet y televisión (de allí surge el nombre de la empresa) ITV cuenta con un equipo que emite señal hasta 20 kilómetros de distancia. El usuario debe colocar un receptor que haga contacto visual directo con el router principal, con lo cual se requiere contar con una altura conveniente para no recibir interferencias. El servicio de Internet y telefonía cuesta $100 por mes, que aumentarán a $120 a partir de mayo, y la instalación inicial, que requiere trabajo en altura, tiene un costo de $400 por el equipo.

“Nosotros usamos la conexión de ITV desde que empezaron a operar y los clientes nunca se quejan”, cuenta Patricia, la encargada de Ennamours, que asegura usar Internet satelital. Aunque pocos entienden cómo funciona el sistema armado por Ilya, Carlos y su hijo, Las Toninas y Costa Chica ahora tienen banda ancha, aunque todavía falta mucho para que se conviertan en la capital argentina de Internet.

Alegría emprendedora


Viernes a las 6 de la tarde. Caos de tránsito para salir del microcentro porteño. Momento para el happy hour, costumbre impuesta a fines de los 90 que llegó para quedarse y cumplió. Los bares se llenan de jóvenes que arrancan temprano el fin de semana con un par de cervezas. Las oficinas se vacían, salvo las de Google Argentina, que en esta ocasión es la sede del Founders Friday, un evento mensual organizado por NXTP Labs que convoca a emprendedores con proyectos de diversa clase. El encuentro está dedicado a las mujeres que inician sus empresas. Algo que conoce bien la empresa organizadora, cofundada por la publicitaria Marta Cruz y el inversor Ariel Arrieta, dueños de NXTP Labs.

Todo el evento dura dos horas. En la sala central de Google, Silvia Torres Carbonell directora Ejecutiva del Centro de Entrepreneurship del IAE y decana emprendedora local, hace lo que mejor conoce: inspirar a las nuevas generaciones.

Unas treinta emprendedoras y una decena de jóvenes la escuchan con interés. “Las jornadas extenuantes tienen valor cuando el objetivo está claro. Sepan chicos que vale la pena hacerlo. Cuando uno crea una empresa desde cero, es su orgullo lo que está en juego, y cada cosa que piensen y ejecuten es su sueño hecho realidad. Por eso, sepan que hay muchas piedras en el camino, pero si tienen la voluntad de su lado, van a poder llevar a cabo su sueño”, dice. Los asistentes afirman con sus cabezas.

La ceremonia dura media hora y es bastante emotiva. “Very touchy”, calificaría un evangelizador de empresa de tecnología al ver a varios asistentes golpeándose el corazón con el puño cerrado. Tras su charla, Torres Carbonell se acomoda en una de las mesas para que los emprendedores hagan negocios y baja el tono a su prédica: “El tema está de moda. Vienen muchas chicas que están en la búsqueda de una oportunidad pero no todos pueden emprender ni bancar los fracasos”, se sincera.

Muy cerca está la nueva camada de CEOs & Fundadores –así les gusta poner en sus tarjetas y presentaciones de negocios– que se junta en el Founders Friday para conocerse mutuamente, darse ánimos, compartir sus proyectos y recibir la cuota necesaria de inspiración que los motiva seguir adelante.

Son veinteañeras educadas, serviciales y globalizadas como empleadas de Starbucks o fans de series de televisión como Glee. Para contar su proyecto, manejan un nivel de sobreexcitación similar al que puede verse en la puerta de una escuela secundaria cuando los estudiantes se van de viaje de egresados. “Soy muy vendedora, networking a full. Me encanta hacer conexiones. Somos amables y ponemos mucho entusiasmo. Creo que el entusiasmo es más importante que el apellido”, asegura Stephanie Helou, una joven diseñadora de 24 años que fundó un estudio dedicado al branding llamado Rockeet. Se define a sí misma como emprendedora serial –concepto que caló hondo en la Argentina– y su socia, Natalia Tamayo, comparte esa definición aunque es colombiana.

Ambas rebosan de ideas creativas. Una de ellas es Exquisit Collective, un emprendimiento de gestión cultural montado sobre la red social Behance, muy utilizada por ilustradores y fotógrafos que la usan para medir el rating de su portfolio. “Vine a la Argentina para hacer un posgrado de Marketing Estratégico y me quebraron el paradigma de que era necesario contar con mucho dinero para emprender”, cuenta Tamayo.

En cambio, para Mariana Paz es fundamental obtener fondos. Alistada en el programa Desarrollo emprendedor del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, comenzó a armar el plan de negocios de Regalos Acertados y a participar de las rondas de jóvenes que están en su misma situación. “Armé este proyecto porque veo que las listas de regalos de los casamientos o fiestas no terminan siendo útiles, de modo tal que las personas que ponen dinero y las que reciben los regalos no siempre terminan satisfechas”, resume.

Se asoció con una diseñadora que conoció a través de la red social LinkedIn y ahora busca inversores para poder dejar su empleo full time y abocarse al proyecto. “Sin capital, no puedo tomar gente”, agrega sin perder el entusiasmo.

Para entender las razones del discurso positivo, no es necesario leer filosofía, ni conocer las teorías del auto convencimiento como forma de lograr los objetivos. Basta leer a los principales exponentes del mercado emprendedor exitoso, como Andy Freire, que vendió Officenet a Staples y hoy dirige un fondo de inversiones que invirtió U$S 3,2 millones en restorando.com. “El trabajo disfrutable es la mejor vacación q uno puede tener”, dice @andyfreire, sin una pizca de work-life balance.

Tiburones y pececitos
Con empresas locales como Mercado Libre, DineroMail o Guía Óleo bien consolidadas, la ilusión de encontrar a la próxima emprendedora modelo que genera negocios millonarios, está más vigente que nunca. A eso se dedica la inversora de riesgo Carolina Dams, que se mueve como una auténtica cazadora de oportunidades.

“Me gusta participar de estos eventos. Cuando hago una valuación no sólo estoy mirando una planilla Excel con resultados financieros. Busco que el equipo emprendedor sea idóneo, tenga claro el objetivo y hay algo que veo en cada emprendedor que me define a invertir en su proyecto. Pero para invertir hay que pasar por muchas pruebas. De 360 proyectos que evalué, solo invertí en seis”, ejemplifica.

La primera generación de emprendedores tecnológicos era un seleccionado de estrellas salidos de la universidad de San Andrés, pasó por las inferiores de Procter and Gamble, Unilever y las Big Five (que ahora son cuatro), y cursó su reglamentario MBA en la escuela de negocios de Harvard. De vuelta al terruño, los emprendedores copiaron los negocios de moda en el mercado norteamericano y los implementaron en la Argentina. Y les fue de primera.

Pero eso no parece detener al autor del blog Me fui al tacho, escrito por Cacho del Tacho, supuesto ex emprendedor que pasó de las charlas con inversores al taxi, y habla de Marcos Galperin, Alec Oxenford y el exit del negocio como si fuera CEO. “No voy a mentir, todos intentamos copiarlos, parecer parte del grupo. No por envidia sino porque este estilo, esta clase social era mucho más compatible con los inversores que nuestro estilo forjado en Caballito”, se descarga al explicar porqué trataban de codearse con la elite emprendedora.

Para Dams, que busca proyectos con buena rentabilidad, lo que mueve al inversor es el número y el equipo. “No me fijo donde estudiaron los emprendedores. Lo que sí sabemos es que si lo logró una vez, puede lograrlo de nuevo. Muchos de los buenos emprendedores dejaron la universidad para emprender. Hace poco estuve persiguiendo un grupo que desarrolló una aplicación increíble para dar mayor seguridad a las transacciones bancarias en SAP. Tienen una oficinita en Pichincha y Rivadavia, y no pasaron por Wharton College”, argumenta.

Karen Mirkin trabaja en Telefónica de Argentina y pasó cuatro meses en Wayra, la aceleradora de proyectos tecnológicos de Telefónica Digital. “Fue como un MBA acelerado”, resume. Con 27 años y notable parecido con la actriz Sarah Jessica Parker, estudió administración de empresas en la universidad de San Andrés –ruta casi obligada del emprendedorismo argentino– y volvió temporalmente al redil corporativo. “Me gusta mucho el dinamismo que tienen los start ups. Creo que lo que hace al éxito es la pasión, el foco y la capacidad de ejecución de las ideas, más allá del capital que obtengan.”

Todo de arriba
La ronda de networking se hace alrededor de una mesa nutrida de brownies, cupcakes y otras delicatessens horneadas a la manera de Magnolia Bakery, pastelería top de Nueva York de la que eran fanáticas las “chicas” de Sex and the city. Todo corre for free, por cuenta y orden de Google Argentina, que cede su espacio para que NXTP Labs lleve a cabo este evento.

Si la cultura emprendedora local tuviera su espacio en la revista Gente, el relacionamiento sería el must de esta cultura eventera que tiene otros espacios como Palermo Valley, y a una reina indiscutida del emprendedorismo tecnológico argentino llamada Vanesa Kolodziej, que en 2000 creó el sitio Comunia.com, se pegó el palo, y sobrevivió para contarla.

Aunque no está presente en el Founders Friday, su espíritu ronda a las emprendedoras, que la eligen como modelo a seguir. “Yo creo que hay un modelo que tiene que ver con emprender en femenino”, asegura María Eva González, community manager de CESVI Argentina y emprendedora serial, según su auto definición. Actualmente se encuentra trabajando en un proyecto para apoyar la gestión en las redes sociales de las pymes de la zona de Pilar, donde reside. “Las mujeres tenemos capacidad para salir de la adversidad, ir hacia adelante por un objetivo, y generar relaciones positivas para otras personas”, agrega.

Luego de una ronda extensa de networking, las luces comienzan a apagarse. Algunas emprendedoras se sacan fotos abrazando las O de Google que hay en la entrada de la oficina. Para muchas, será un recuerdo imborrable de cuán cerca estuvieron de lograrlo. Quizás para unas pocas, marque su comienzo como empresarias.